Comunicado 05-23      
PARA CIRCULACIÓN INMEDIATA
3 de noviembre de 2005

 

CONTACTO:

Jerry Martin
Dimitri Stanich
Patricia Rey
(916) 322-2990
Karen Caesar
(626) 575-6728
www.arb.ca.gov


Monóxido de Carbono: Un Peligro De Los Meses de Invierno

SACRAMENTO - El Consejo de Recursos Atmosféricos de California (ARB por sus siglas en inglés) emitió hoy su alerta anual para los californianos sobre el monóxido de carbono (CO) durante los meses de invierno, especialmente para aquellos de edad avanzada, las embarazadas y personas con males cardíacos y respiratorios.

"Este es un buen momento del año para revisar sus electrodomésticos para ver si tienen pérdidas o daños, antes de usarlos en los próximos meses fríos," dijo Catherine Witherspoon, oficial ejecutiva de ARB. "Se puede evitar una triste tragedia si se observan simples prácticas de mantenimiento. Y la mayoría de la compañías de utilidades de California hacen revisaciones sin costo alguno."

Cada invierno, trágicos accidentes ocurren cuando las personas se exponen a niveles tóxicos de monóxido de carbono bajo techo por estufas u hornos con pobre ventilación o pérdidas. Un promedio de 30 a 40 personas mueren cada año y muchas mas experimental síntomas parecidos a la gripe debido al envenenamiento accidental de CO. Estas tragedias se pueden prevenir fácilmente. Al quemar combustible, se produce CO, y exposición extendida a este gas puede tener un efecto letal en humanos. Hasta en niveles debajo de los tóxicos, la exposición al CO puede causar dolores de cabeza, nausea, fatiga, o dolor cardíaco.

El Monóxido de Carbono se adhiere a las células rojas, bloqueando su habilidad de transportar oxígeno y así privando al corazón y cerebro de una provisión adecuada. Esta falta de oxígeno deja a una persona cansada y fatigada. Si la persona no se extrae del área y se trata, puede resultar en sofocación. Aquellos más susceptibles incluyen bebés, niños pequeños, fetos, ancianos, y pacientes con condiciones cardíacas y respiratorias ya existentes.

Debido a la preocupación que causa las altas en los precios del gas natural, muchos residentes están comprando calentadores de espacios a kerosén o propano este invierno, o adquiriendo leña para uso en estufas o calentadores a leña que hace tiempo no se usaban. Sin embargo, estos aparatos de combustión sin ventilación como son los calentadores a kerosén o propano no pueden venderse en California para uso residencial debido al riesgo de salud que imponen por las altas emisiones de monóxido de carbono. Estufas y calentadores a leña que no se han usado o inspeccionado presentan un riesgo similar, debido al potencial de que tengan caños bloqueados, pérdidas, u otros factores.

Mas de la mitad de las muertes por envenenamiento de CO son por aparatos de combustión que no operaban debidamente o tenían ventilación suficiente. El uso apropiado y el mantenimiento de todo aparato que produzca una llama así como las estufas a gas, calentadores de espacio a gas y propano, y pequeñas barbacoas, pueden prevenir exposición a niveles letales de CO. Debido al peligro que causa una ventilación no adecuada, la ley de California impide el uso bajo techo de calentadores de espacio a kerosén o propano, barbacoas a carbón y barras de gas sin ventilación. Además, hornos a gas no se deben usar para calentar el hogar. Esos aparatos de combustión pueden también emitir una gran cantidad de dióxido de nitrógeno, el cual puede causar enfermedades respiratorias, especialmente en niños.

El ARB también recomienda precaución cuando se opera un vehículo u otro motor de combustión interna en espacios cerrados o garajes adjuntos. Un tercio de las muertes por envenenamiento por CO son el resultado de exposición accidental a vehículos, muchos debido a que estaban encendidos en garajes cerrados.

El ARB fomenta revisaciones anuales de estufas por un profesional calificado y el uso de detectores de CO aprobados por el Underwriters Laboratory (UL) los cuales hacen sonar una alarma cuando detecta niveles de monóxido de carbono peligrosos. Algunos detectores también tienen una señal de alarma o leyendas digitales que indican bajos niveles de CO, y este tipo de detector se recomienda para residencias con ocupantes que sean niños pequeños, personas de avanzada edad u enfermos.

Aquellas personas que usan aparatos a propano para calentar el ambiente con viejos calentadores a gas de pared o piso deben tener un cuidado muy especial. Las estufas y calentadores a leña se deben revisar por daños y limpiar cada año antes de usarse. Si esta preocupado acerca de la seguridad de su estufa u horno a gas, contacte a su proveedor de utilidades local o a contratante certificado de calefacción y solicite un Examen de Seguridad de Aparato a Combustión.

Los datos de ARB muestran que los niveles de CO en la intemperie aumentan en toda California entre los meses de noviembre a marzo debido a las condiciones inactivas del tiempo. Estos niveles de CO que se registran en la atmósfera se han medido en garajes cubiertos y en intersecciones muy transitadas. Altos niveles de CO pueden generar problemas salubres en gente sensible. Los autos deben de ajustarse y el sistema de silenciador tiene que revisarse regularmente por pérdidas del escape.

Los panfletos gratis: "Agentes Contaminadores por Combustión en Su Casa" y "Guía para Quemar Leña"(1.4 MB PDF) están disponibles a través del ARB llamando al (916) 322-8282, o escribiendo a: Air Resources Board, Indoor Air Quality Program, Research Division, P.O. Box 2815, Sacramento, CA 95812.

El Consejo de Recursos Atmosféricos (ARB) es un departamento de la Agencia De Protección del Medio Ambiente de California. La misión de ARB es promover y proteger la salud pública, bienestar, y recursos ecológicos a través de la reducción eficaz de los agentes contaminantes del aire mientras que reconoce y considera los efectos en la economía. El ARB supervisa todos los esfuerzos para el control de la contaminación atmosférica en California para alcanzar y mantener la salud basada en los estándares de calidad del aire.

#####